VIMOVO

4625 | Laboratorio ASTRAZENECA

Descripción

Principio Activo: Esomeprazol,Naproxeno,
Acción Terapéutica: Analgésicos

Prospecto

Denominación genérica: Naproxeno. Esomeprazol.

Forma farmacéutica y formulación: Tabletas Liberación Retardada. Cada tableta contiene: Naproxeno 500 mg. Esomeprazol magnésico trihidratado equivalente a 20 mg, de esomeprazol. Excipiente cbp una tableta.

Indicaciones terapéuticas: Alivio sintomático en el tratamiento de la artritis reumatoide, osteoartritis y espondilitis anquilosante, en pacientes en riesgo de desarrollar úlceras gástricas o duodenales asociadas a medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs).

Farmacocinética y farmacodinamia: Farmacocinética: Absorción: Naproxeno: En condiciones estables, luego de la administración de VIMOVO®dos veces al día, se alcanzan concentraciones plasmáticas máximas de naproxeno dentro de un tiempo promedio de 3 horas luego de la dosis de la mañana y de la noche. El tiempo hasta concentraciones plasmáticas máximas de naproxeno es ligeramente más prolongado en el primer día de administración, con tiempos promedio de 4 horas y 5 horas para la dosis matutina y vespertina, respectivamente. Se ha demostrado bioequivalencia entre VIMOVO®y naproxeno con cubierta entérica, con base en el área bajo la curva (ABC) de concentración plasmática-tiempo y de la concentración plasmática máxima (Cmáx) de naproxeno para ambas dosis, 375 mg y 500 mg. Naproxeno es rápida y completamente absorbido a partir del tracto gastrointestinal con una biodisponibilidad in vivo de 95%. Niveles de estado estable de naproxeno se alcanzan en 4 a 5 días. Esomeprazol: Luego de la administración de VIMOVO®dos veces al día, el esomeprazol es rápidamente absorbido, alcanzando concentración plasmática máxima dentro de un tiempo promedio de 0.5-0.75 horas después de la dosis de la mañana y de la noche, tanto el primer día de administración como en estado estable. Las concentraciones plasmáticas máximas de esomeprazol son más altas en estado estable comparadas con las del primer día de dosificación de VIMOVO®. Probablemente, esto es parcialmente resultado de una absorción incrementada debido al efecto farmacodinámico del esomeprazol con un pH intragástrico incrementado, conduciendo a una menor degradación del esomeprazol por el ácido en el estómago. Una reducción del metabolismo de primer paso y eliminación sistémica del esomeprazol con la dosificación repetida también contribuye a las concentraciones plasmáticas más elevadas en estado estable (véase Metabolismo). Administración concomitante con alimento: La administración de VIMOVO®junto con alimento no afecta la magnitud de la absorción de naproxeno pero retarda significativamente la absorción, cerca de 8 horas, y reduce la concentración plasmática máxima alrededor de un 12%. La administración de VIMOVO®junto con alimento no retarda la absorción del esomeprazol pero reduce significativamente la magnitud de absorción, resultando en reducciones de 52% y 75% del área bajo la curva de concentración plasmática versus tiempo y concentración plasmática máxima, respectivamente. La administración de VIMOVO®30 minutos antes de la ingestión de alimentos tiene sólo un efecto mínimo o ninguno sobre la magnitud y tiempo hasta la absorción de naproxeno y no tiene efecto significativo sobre la velocidad o magnitud de la absorción del esomeprazol comparada con la administración bajo condiciones de ayuno (Véase Dosis y vía de administración). Distribución: Naproxeno: Naproxeno tiene un volumen de distribución de 0.16 L/kg. A niveles terapéuticos, el naproxeno se une a albúmina más de un 99%. A dosis de naproxeno mayores de 500 mg/día, se produce un incremento menos que proporcional en los niveles plasmáticos debido a un aumento en la eliminación causado por saturación de enlace a proteína plasmática a dosis más altas (Css valle promedio 36.5, 49.2 y 56.4 mg/L con dosis diarias de 500, 1000 y 1500 mg de naproxeno, respectivamente). El anión naproxeno se ha encontrado en la leche de mujeres en lactancia a una concentración equivalente a aproximadamente 1% de la concentración plasmática máxima de naproxeno (véase sección Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia). Esomeprazol: El volumen aparente de distribución en estado estable en sujetos sanos es de aproximadamente 0.22 L/kg de peso corporal. El esomeprazol se une a proteínas un 97%. Metabolismo: Naproxeno: El naproxeno es extensamente metabolizado en el hígado por el sistema del citocromo P450 (CYP), principalmente CYP2C9, a 6-0-desmetil naproxeno. Ni el fármaco original ni los metabolitos inducen enzimas metabolizantes. Tanto el naproxeno como el 6-0-desmetil naproxeno son metabolizados posteriormente a sus respectivos metabolitos conjugados acil glucurónidos. De acuerdo con la vida media del naproxeno, el área bajo la curva de concentración plasmática-tiempo aumenta con la dosificación repetida de VIMOVO®dos veces al día (véase Excreción). Esomeprazol: El esomeprazol es completamente metabolizado por el sistema CYP. La mayor parte del metabolismo del esomeprazol depende de la CYP2C19 polimorfa, responsable de la formación de los metabolitos hidroxi y desmetilado del esomeprazol. El resto del metabolismo depende de otra isoforma específica, la CYP3A4, responsable de la formación de la sulfona de esomeprazol, que es el principal metabolito en el plasma. Los principales metabolitos del esomeprazol no ejercen efecto alguno en la secreción de ácido gástrico. El área bajo la curva de la concentración plasmática en función del tiempo aumenta con la administración repetida de VIMOVO®. Este aumento es dosis-dependiente y resulta en una relación no lineal dosis-ABC después de la administración repetida. Dicha relación con el tiempo (y con la dosis) se debe a una disminución del metabolismo de primer paso y de la depuración sistémica, probablemente debida a una inhibición de la enzima CYP2C19 por el esomeprazol y/o su metabolito sulfónico. Una absorción aumentada del esomeprazol con la administración repetida de VIMOVO®probablemente también contribuye a la dependencia del tiempo y la dosis (véase Absorción). Excreción: Naproxeno: Luego de la administración de VIMOVO®dos veces al día, la vida media de eliminación para el naproxeno es de aproximadamente 9 horas y 15 horas después de la dosis de la mañana y de la noche, respectivamente, sin cambio con la dosificación repetida. La eliminación de naproxeno es 0.13 mL/min/kg. Aproximadamente el 95% del naproxeno en cualquier dosis es excretado en la orina, principalmente como naproxeno ( < 1%), 6-0-desmetil naproxeno ( < 1%) o sus conjugados (66% a 92%). Pequeñas cantidades, 3% o menos de la dosis administrada, son excretadas en las heces. En pacientes con falla renal, se pueden acumular metabolitos (véase sección Precauciones generales). Esomeprazol: Luego de la administración de VIMOVO®dos veces al día, la vida media de eliminación para el esomeprazol es de aproximadamente 1 hora después de la dosis de la mañana y de la noche el día 1, con una vida media de eliminación ligeramente más prolongada en estado estable (1.2-1.5 horas). La depuración total del plasma es de unos 17 litros/hora después de una dosis única y de unos 9 litros/hora después de la administración repetida. Alrededor del 80% de una dosis oral de esomeprazol se elimina en forma de metabolitos en la orina, y el resto en las heces. Se recupera menos del 1% del medicamento de origen en la orina. Grupos especiales de pacientes: Disfunción renal: No se ha determinado la farmacocinética de VIMOVO®en pacientes con disfunción renal. Naproxeno: No se ha determinado la farmacocinética en sujetos con disfunción renal. Dado que el naproxeno, sus metabolitos y conjugados son excretados principalmente por el riñón, existe el potencial de que los metabolitos del naproxeno se acumulen en presencia de insuficiencia renal. La eliminación del naproxeno está reducida en pacientes con disfunción renal severa. No se recomienda el uso de VIMOVO®en pacientes con disfunción renal severa (depuración de creatinina < 30 mL/min) (Véase Precauciones generales). Esomeprazol: No se han realizado estudios con esomeprazol en pacientes con función renal reducida. Debido a que el riñón es responsable de la excreción de los metabolitos del esomeprazol pero no de la eliminación del fármaco original, no es de esperar que el metabolismo del esomeprazol se modifique en pacientes con función renal alterada. Disfunción hepática: No se ha determinado la farmacocinética de VIMOVO®en pacientes con función hepática alterada. Naproxeno: No se ha determinado la farmacocinética del naproxeno en sujetos con disfunción hepática. Debido al aumento de riesgo de sangrado asociado a los AINES y/o a la falla renal en esta subpoblación el naproxeno no deberá ser usado en pacientes con el daño hepático severo. La enfermedad hepática alcohólica crónica y probablemente también otras formas de cirrosis, reducen la concentración plasmática total de naproxeno, pero la concentración plasmática de naproxeno no ligado se aumenta. Se desconoce la implicación de este hallazgo para el componente naproxeno de la dosis de VIMOVO®pero es prudente usar la dosis mínima efectiva. Esomeprazol: El metabolismo del esomeprazol puede alterarse en los pacientes con deficiencia hepática leve a moderada. Ya que los pacientes con deficiencia hepática grave tienen un ritmo metabólico reducido, en ellos se duplica el área bajo la curva de la concentración plasmática de esomeprazol en función del tiempo. Los pacientes con insuficiencia hepática severa no deben recibir VIMOVO®(Véase Contraindicaciones). Pacientes de edad avanzada: No existen datos específicos sobre la farmacocinética de VIMOVO®en pacientes mayores de 65 años de edad. Naproxeno: Los estudios indican que, aunque la concentración plasmática total de naproxeno no cambia, la fracción plasmática no ligada de naproxeno está aumentada en los pacientes de edad avanzada, aunque la fracción no ligada es < 1% de la concentración total de naproxeno. Se ha reportado que las concentraciones valle no ligadas de naproxeno en individuos de edad avanzada varían desde 0.12% hasta 0.19% de la concentración total de naproxeno, comparada con 0.05% a 0.075% en sujetos más jóvenes. La significancia clínica de este hallazgo no es clara, aunque es posible que el incremento en la concentración de naproxeno libre pudiera estar asociado con un aumento en el índice de eventos adversos por una dosis determinada en algunos pacientes de edad avanzada. Esomeprazol: El metabolismo del esomeprazol no se modifica significativamente en los sujetos de edad avanzada (de 71 a 80 años). Malos metabolizadores de la enzima CYP2C19: Esomeprazol: Alrededor del 3% de la población no muestra un funcionamiento normal de la enzima CYP2C19; estas personas se denominan malos metabolizadores. En ellas, es probable que el metabolismo del esomeprazol sea catalizado principalmente por la enzima CYP3A4. Después de la administración repetida una vez al día de 40 mg de esomeprazol, el área media bajo la curva de la concentración plasmática en función del tiempo fue aproximadamente 100% mayor en los malos metabolizadores que en los sujetos con un funcionamiento normal de la enzima CYP2C19 (buenos metabolizadores). La media de las concentraciones plasmáticas máximas aumentó aproximadamente un 60%. Estos hallazgos carecen de implicaciones en la posología de VIMOVO®. Sexo: Esomeprazol: Después de la administración de una dosis única de 40 mg de esomeprazol, el área media bajo la curva de la concentración plasmática en función del tiempo es aproximadamente 30% mayor en las mujeres que en los varones. No se observa ninguna diferencia entre los sexos después de la administración repetida una vez al día. Estos hallazgos carecen de implicaciones en la posología de VIMOVO®. Farmacodinamia: Mecanismo de acción: VIMOVO®ha sido desarrollado como una formulación en tableta de liberación secuencial que combina una capa de esomeprazol magnésico de liberación inmediata y un núcleo de naproxeno con cubierta entérica. Como resultado, el esomeprazol es liberado en el estómago antes de la disolución del naproxeno en el intestino delgado. La cubierta entérica impide la liberación del naproxeno a niveles de pH inferiores a 5, proporcionando protección contra la posible toxicidad gástrica local del naproxeno. El naproxeno es un AINE con propiedades analgésicas y antipiréticas. El mecanismo de acción del anión naproxeno, al igual que el de otros AINEs, no se comprende por completo, pero puede estar relacionado con la inhibición de la prostaglandina sintetasa. El esomeprazol es el S-isómero del omeprazol y reduce la secreción de ácido gástrico a través de un mecanismo de acción específico dirigido. El esomeprazol es una base débil y es concentrado y convertido en la forma activa en el ámbito altamente ácido de los canalículos secretores de las células parietales, donde inhibe la enzima H+K+-ATPasa - la bomba ácida e inhibe la secreción ácida basal como también la estimulada. Efectos farmacodinámicos: Efecto sobre la secreción de ácido gástrico: Después de 9 días de dosificación dos veces al día con tres combinaciones de VIMOVO®, naproxeno 500 mg combinado con 10 mg, 20 mg o 30 mg de esomeprazol, se mantuvo un pH intragástrico por encima de 4 durante un tiempo promedio de 9.8 horas, 17.1 horas y 18.4 horas, respectivamente, durante 24 horas en voluntarios sanos. La variabilidad interindividual en el tiempo con pH intragástrico por encima de 4, expresada como coeficiente de variación (CV) fue de 55%, 18% y 16%, respectivamente. Efectos terapéuticos de la inhibición de la acidez: Durante el tratamiento con medicamentos antisecretores, la concentración sérica de gastrina aumenta en respuesta a la disminución de la secreción de ácido. También la cromogranina A (CgA) aumenta debido a la disminución de la acidez gástrica. El aumento de nivel de CgA puede interferir con las investigaciones de tumores neuroendocrinos. Los reportes de literatura indican que se debe suspender el tratamiento con el inhibidor de la bomba de protones de 5 a 14 días antes de evaluar la CgA. Las mediciones deben repetirse si los niveles no se han normalizado para ese entonces. Durante el tratamiento a largo plazo con el esomeprazol se ha observado en algunos pacientes un aumento del número de células ECL posiblemente relacionado con un aumento de las concentraciones séricas de gastrina. Los hallazgos no son considerados de significancia clínica. Durante el tratamiento a largo plazo con medicamentos antisecretores se ha señalado un ligero aumento de la frecuencia de quistes glandulares gástricos. Estas alteraciones, que constituyen una consecuencia fisiológica de la inhibición pronunciada de la secreción de ácido, son benignas y parecen ser reversibles. La disminución de la acidez gástrica por cualquier medio, lo cual incluye el tratamiento con inhibidores de la bomba de protones, eleva los recuentos gástricos de bacterias que están presentes normalmente en el aparato digestivo. El tratamiento con inhibidores de la bomba de protones puede aumentar ligeramente el riesgo de infecciones gastrointestinales causadas por bacterias como Salmonellay Campylobactery Clostridium difficile en pacientes hospitalizados. Eficacia clínica y seguridad: En dos estudios aleatorios, doble-ciego, con control activo, se demostró que VIMOVO®administrado a una dosis de 500 mg/20 mg dos veces reduce significativamente la ocurrencia de úlceras gástricas comparado con naproxeno 500 mg con cubierta entérica dos veces al día durante un período de tratamiento de 6 meses. Las incidencias de úlcera gástrica con VIMOVO®fueron de 7.1% y 4.1%, y con naproxeno con cubierta entérica 24.3% y 23.1%, en los dos estudios. VIMOVO®también redujo significativamente la ocurrencia de eventos adversos gastrointestinales altos pre-especificados asociados con AINE comparado con naproxeno con cubierta entérica durante estos estudios (52.3% vs. 69.0% en un estudio; 54.3% vs. 71.9% en el otro). La reducción en la ocurrencia de úlcera gástrica también fue evidente en un subgrupo de pacientes (agrupados a través de ambos estudios) quienes estaban recibiendo aspirina concomitante a dosis baja. En este grupo, la incidencia de úlcera gástrica fue de 3.9% para pacientes que estaban recibiendo VIMOVO®y 28.4% para aquellos tratados con naproxeno con cubierta entérica (p < 0.001). En estos estudios, los pacientes que estaban recibiendo VIMOVO®tuvieron una duración promedio del tratamiento de 152 días comparados con 124 días en los pacientes tratados con naproxeno individualmente. Una proporción significativamente más baja de pacientes tratados con VIMOVO®(4.0%) descontinuaron los estudios debido a eventos adversos gastrointestinales altos pre-especificados, asociados con AINE (incluyendo úlceras duodenales) comparados con pacientes en los grupos naproxeno (12.0%). En dos estudios doble-ciegos, placebo-controlados, en pacientes con osteoartritis de la rodilla, VIMOVO®fue administrado como 500 mg/20 mg dos veces al día, y fue comparado con celecoxib 200 mg administrado una vez al día durante 12 semanas para el tratamiento de los signos y síntomas de osteoartritis. Los pacientes que estaban recibiendo VIMOVO®tuvieron resultados similares en el manejo del dolor comparados con quienes estaban recibiendo celecoxib, según lo determinado por el cambio desde el nivel basal de los puntajes WOMAC en los dominios de dolor y función física, como también en los Puntajes de Evaluación Global del Paciente. VIMOVO®y celecoxib tuvieron similares tiempos hasta inicio de alivio del dolor luego del inicio de la dosificación. El índice de descontinuación debido a eventos adversos fue similar en pacientes que estaban recibiendo VIMOVO®(6.9%) y celecoxib (7.8%).

Contraindicaciones: Hipersensibilidad conocida al naproxeno, esomeprazol, benzimidazoles sustituidos, o a cualquiera de los excipientes. Historia de asma, urticaria o reacciones alérgicas inducidas por la administración de aspirina u otros AINEs (Véase Precauciones generales). Tercer trimestre de embarazo (Véase Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia). Deficiencia hepática severa (Childs-Pugh C).

Precauciones generales: Pacientes de edad avanzada: Naproxeno: Los pacientes de edad avanzada tienen un mayor frecuencia de reacciones adversas a los AINEs, especialmente sangrado gastrointestinal, ulceración y perforación, lo cual puede ser fatal (Véase Dosis y Vía de Administración y Farmacocinética y farmacodinamia). Efectos gastrointestinales: Naproxeno: Sangrado gastrointestinal, ulceración o perforación, lo cual puede ser fatal, han sido reportados con todos los AINEs en cualquier momento durante el tratamiento, con o sin síntomas de advertencias o un historial de eventos gastrointestinales serios. VIMOVO®ha sido formulado con esomeprazol para reducir la incidencia de efectos secundarios gastrointestinales, incluyendo ulceración por naproxeno. Mientras que VIMOVO®ha mostrado reducir significativamente la incidencia de úlceras gástricas en comparación con naproxeno individualmente, la ulceración y complicaciones asociadas aún pueden ocurrir (Véase Farmacocinética y farmacodinamia). El riesgo de sangrado gastrointestinal, ulceración o perforación con AINEs es mayor con el aumento de dosis, en pacientes con una historia de úlcera, particularmente si es complicado con hemorragia o perforación y en pacientes de edad avanzada. Estos pacientes deben iniciar tratamiento con la dosis más baja disponible. Los pacientes con una historia de toxicidad gastrointestinal, particularmente en pacientes de edad avanzada, deben reportar cualquier síntoma abdominal inusual (especialmente sangrado gastrointestinal) particularmente en las etapas iniciales de tratamiento. Se les debe advertir a los pacientes que estén recibiendo AINEs que deben tener precaución con el uso de medicamentos concomitantes que puedan aumentar el riesgo de ulceración o sangrado, como los corticosteroides orales, anticoagulantes como warfarina, inhibidores selectivos de recaptación de serotonina o agentes antiplaquetarios como aspirina (para información sobre el uso de VIMOVO®con baja dosis de aspirina, Véase Interacciones medicamentosas y de otro género). Cuando se presenta el sangrado gastrointestinal o ulceración en pacientes recibiendo VIMOVO®, se debe interrumpir el tratamiento. Los AINEs deben administrarse con cuidado a los pacientes con una historia de enfermedad gastrointestinal (colitis ulcerativa, enfermedad de Crohn) ya que estas condiciones pueden ser exacerbadas (Véase Reacciones secundarias y adversas). Esomeprazol:Si surge algún síntoma alarmante (por ejemplo, pérdida de peso considerable e involuntaria, vómito recurrente, disfagia, hematemesis o melena) y si se confirma o se sospecha de una úlcera gástrica, debe descartarse la presencia de una enfermedad maligna ya que el tratamiento con esomeprazol puede aliviar los síntomas y retrasar su diagnóstico. Efectos cardiovasculares y cerebrovasculares: Naproxeno:Como con todos los AINEs, se requiere una asesoría y monitoreo apropiados para pacientes con una historia de hipertensión y/o falla congestiva debido a que se ha reportado retención de líquidos y edema en asociación con el tratamiento con AINEs. Los pacientes con hipertensión no controlada, falla cardíaca congestiva, enfermedad isquémica establecida, enfermedad arterial periférica, y/o enfermedad cerebrovascular sólo deben tratarse con naproxeno después de una consideración cuidadosa. Debe tenerse una consideración similar antes de iniciar el tratamiento a largo plazo de pacientes con factores de riesgo de eventos cardiovasculares (por ejem., hipertensión, hiperlipidemia, diabetes mellitus, tabaquismo). Estudios clínicos y datos epidemiológicos sugieren que el naproxeno (1,000 mg diarios) puede estar asociado con un menor riesgo de eventos trombóticos arteriales que los inhibidores selectivos COX-2, pero no puede excluirse un pequeño riesgo. En conjunto, los datos no apoyan un efecto cardioprotector. Efectos renales: Naproxeno:La administración de AINEs a largo plazo ha resultado en necrosis papilar y otras lesiones renales. La toxicidad renal también se ha observado en pacientes en quienes las prostaglandinas renales tienen un papel compensatorio en el mantenimiento de la perfusión renal. En estos pacientes, la administración de AINE puede causar una reducción dosis dependiente en la formación de prostaglandinas y, posteriormente, en el flujo sanguíneo renal, lo cual puede precipitar la descompensación renal evidente. Los pacientes en alto riesgo de esta reacción son aquellos con función renal alterada, hipovolemia, falla cardíaca, disfunción hepática, depleción de sal, aquellos que están tomando diuréticos, inhibidores de ECA o antagonistas de los receptores de angiotensina II, y los pacientes de edad avanzada. La descontinuación del tratamiento con AINE usualmente va seguida por la recuperación hacia el estado pre-tratamiento. (Véase Dosis y vía de administración e Interacciones medicamentosas y de otro género). Uso en pacientes con función renal alterada:Dado que el naproxeno es eliminado en una gran magnitud (95%) mediante excreción urinaria a través de filtración glomerular, debe utilizarse con gran precaución en pacientes con función renal alterada y el monitoreo de la creatinina sérica y/o depuración de creatinina es aconsejable en estos pacientes. VIMOVO®no se recomienda en pacientes que presenten una depuración basal de creatinina inferior a 30 mL/minuto. La hemodiálisis no disminuye la concentración plamática de naproxeno debido al alto grado de unión a proteínas. Ciertos pacientes, específicamente aquellos cuyo flujo sanguíneo renal esté comprometido debido a depleción de volumen extracelular, cirrosis del hígado, restricción de sodio, falla cardíaca congestiva y enfermedad renal pre-existente, deben recibir una valoración de la función renal, antes y durante el tratamiento con VIMOVO®. Algunos pacientes de edad avanzada en quienes se puede esperar función renal alterada, al igual que en pacientes que estén utilizando diuréticos, inhibidores de la ECA o antagonistas de receptores de angiotensina II también caen dentro de esta categoría. Debe considerarse una reducción en la dosificación diaria para evitar la posibilidad de acumulación excesiva de metabolitos de naproxeno en estos pacientes. Hematológicos: Naproxeno:Los pacientes que presenten trastornos de coagulación o se encuentren recibiendo terapia medicamentosa que interfiera con la hemostasis, deben monitorearse cuidadosamente si reciben productos que contengan naproxeno. Los pacientes en alto riesgo de sangrado y aquellos que se encuentren bajo terapia anticoagulante completa (por ejem., derivados de dicumarol) pueden estar en alto riesgo de sangrado si se les administran concomitantemente productos que contengan naproxeno (Véase Interacciones medicamentosas y de otro género). El naproxeno reduce la agregación plaquetaria y prolonga el tiempo de sangrado. Este efecto debe mantenerse en mente cuando se determinen los tiempos de sangrado. Cuando ocurre sangrado activo y clínicamente significativo de cualquier fuente, en pacientes que estén recibiendo VIMOVO®, debe retirarse el tratamiento. Efectos dermatológicos: Naproxeno: Muy rara vez se han reportado reacciones cutáneas serias, algunas de ellas fatales, incluyendo dermatitis exfoliativa, síndrome de Stevens-Johnson y necrólisis epidérmica tóxica en asociación con el uso de AINEs (Véase Reacciones Secundarias Adversas). Aunque los pacientes parecen encontrarse en riesgo máximo de estas reacciones tempranamente en el curso del tratamiento, el inicio de la reacción ocurre dentro del primer mes de tratamiento en la mayoría de los casos. VIMOVO®debe descontinuarse a la primera aparición de erupción cutánea, lesiones de las mucosas, o cualquier otro signo de hipersensibilidad. Efectos oculares: Se recomienda realizar exámenes oftalmológicos en caso de presentarse algún cambio o molestia en la visión. Reacciones anafilácticas (anafilactoides): Naproxeno: Pueden ocurrir reacciones de hipersensibilidad en individuos susceptibles. Las reacciones anafilácticas (anafilactoides) pueden ocurrir en pacientes con y sin una historia de hipersensibilidad o exposición a la aspirina, otros AINEs o productos que contengan naproxeno. También pueden presentarse en individuos con una historia de angioedema, reactividad broncoespástica (por ejem., asma), rinitis y pólipos nasales. Asma pre-existente: Naproxeno:El uso de la aspirina en pacientes con asma sensible a la aspirina ha sido asociado con broncoespasmo severo, el cual puede ser fatal. Debido a que la reactividad cruzada, incluyendo broncoespasmo, entre la aspirina y otros AINEs ha sido reportada en dichos pacientes sensibles a la aspirina, VIMOVO®no debe ser administrado a pacientes con esta forma de sensibilidad a la aspirina (Véase Contraindicaciones) y debe ser utilizado con precaución en paciente con asma pre-existente. Inflamación: Naproxeno:Las actividades antipiréticas y antiinflamatorias de naproxeno pueden reducir la fiebre y otros signos de inflamación, disminuyendo así su utilidad como signos diagnósticos. Combinación con otros medicamentos: No se recomienda la combinación de VIMOVO®con AINEs diferentes a la aspirina, incluyendo inhibidores selectivos de ciclooxigenasa-2, debido a los riesgos acumulativos de inducir eventos serios adversos relacionados con AINEs. Esomeprazol:No se recomienda la administración concomitante de esomeprazol y medicamentos como atazanavir y nelfinavir (Véase Interacciones medicamentosas y de otro género). Los resultados de estudios en sujetos sanos han demostrado una interacción farmacocinética/farmacodinámica entre el clopidogrel (300 mg de dosis de carga/75 mg de dosis diaria de mantenimiento) y el esomeprazol (40 mg diarios vía oral) que tiene como resultado una exposición disminuida al metabolito activo del clopidogrel en un promedio del 40%, y resulta en una inhibición máxima disminuida de agregación plaquetaria (inducida por ADP) en un promedio del 14%. Con base en estos datos, debe evitarse el uso concomitante de esomeprazol y clopidogrel (Véase Interacciones medicamentosas y de otro género). General: Los pacientes bajo tratamiento a largo plazo (particularmente aquellos tratados por más de un año) deben mantenerse bajo supervisión regular. Algunas publicaciones de estudios observacionales indican que el tratamiento con el inhibidor de bomba de protones (IBP) puede estar asociado a un mayor riesgo de fracturas relacionadas con osteoporosis. Sin embargo, en otros estudios observacionales semejantes no se ha encontrado dicho aumento en el riesgo. En estudios clínicos aleatorizados, doble ciego y controlados, patrocinados por AstraZeneca, sobre omeprazol y esomeprazol (incluyendo dos estudios abiertos a largo plazo hasta más de 12 años) indican que no hay indicios de que los IBP estén asociados a fracturas osteoporóticas. Aun cuando no se ha establecido una relación causal entre omeprazol, esomeprazol y las fracturas osteoporóticas, se recomienda que los pacientes con riesgo de desarrollar osteoporosis o fracturas osteoporóticas reciban un monitoreo clínico adecuado de acuerdo con los lineamientos clínicos actuales para dichas condiciones. Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas: Al conducir vehículos u operar máquinas debe tenerse en cuenta que algunas de las reacciones adversas (por ejem., mareo) reportados después del uso de VIMOVO®pueden reducir la capacidad de reaccionar.

Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: No existen datos sobre el uso de VIMOVO®en mujeres embarazadas. Por lo tanto, se brinda la siguiente información sobre las sustancias activas individuales. Fertilidad: El uso de AINEs como el naproxeno pueden disminuir la fertilidad femenina. VIMOVO no debe ser usado por mujeres que intentan concebir. Embarazo: Naproxeno: Estudios animales con naproxeno no indican efectos nocivos directos o indirectos con relación al desarrollo embrionario/fetal. En los seres humanos, los datos obtenidos de estudios epidemiológicos sugieren que podría haber un riesgo aumentado de aborto espontáneo después de usar AINEs en los primeros meses de embarazo. Se han reportado anomalías congénitas en asociación con la administración de AINEs en humanos; sin embargo, estas son bajas en frecuencia y no parecen seguir ningún patrón discernible. Como con otros medicamentos de este tipo, el naproxeno produce un retraso en el parto en animales y también afecta el sistema cardiovascular fetal humano (cierre del ductus arterioso). El uso de naproxeno en el último trimestre de embarazo está contraindicado (Véase Contraindicaciones). Los AINEs no deben utilizarse por mujeres que intenten concebir o durante los dos primeros trimestres de embarazo, a menos que el beneficio potencial para la paciente sea mayor que el riesgo potencial para el feto. Los productos que contengan naproxeno no son recomendados en el trabajo de parto debido a que, a través de su efecto inhibidor de la síntesis de prostaglandinas, el naproxeno puede afectar adversamente la circulación fetal e inhibir las contracciones con un aumento en la tendencia al sangrado, tanto en la madre como en el niño. Esomeprazol: La información clínica sobre la exposición a esomeprazol durante el embarazo es insuficiente. Los estudios en animales sobre el esomeprazol no han señalado efectos nocivos directos ni indirectos en el desarrollo embrionario o fetal. Los estudios en animales sobre la mezcla racémica tampoco han revelado efectos nocivos directos ni indirectos en la gestación, el parto o el desarrollo posnatal. Debe tenerse cuidado al prescribir este medicamento a mujeres embarazadas. Lactancia: Naproxeno es excretado en la leche humana. No se sabe si el esomeprazol se secreta en la leche materna humana y no se han realizado estudios en mujeres durante la lactancia. Por lo tanto, VIMOVO®no debe utilizarse durante la lactancia.

Reacciones secundarias y adversas: VIMOVO®contiene tanto naproxeno como esomeprazol, por lo tanto, puede presentarse el mismo patrón de reacciones adversas que ha sido reportado para estas dos sustancias individuales. Efectos gastrointestinales adversos como dispepsia, dolor de estómago, náuseas y vómito son las reacciones adversas reportados más comúnmente en pacientes tratados con naproxeno individualmente. VIMOVO®ha sido desarrollado con esomeprazol para reducir la incidencia de efectos secundarios gastrointestinales del naproxeno y ha mostrado una reducción significativa en la incidencia de úlceras gástricas y/o duodenales y AINEs asociados con eventos adversos gastrointestinales en comparación con naproxeno individualmente. En estudios clínicos placebo-controlados, se reportó que los eventos adversos más frecuentes para VIMOVO®(n=490) en comparación con placebo (n=246) fueron diarrea, dolor abdominal superior, constipación, mareo y edema periférico, que son reacciones adversas enumeradas para las sustancias activas individuales. No se identificaron nuevos hallazgos de seguridad durante el tratamiento con VIMOVO®en la población global de estudio (n=1157) en comparación con los perfiles de seguridad bien establecidos de las sustancias activas individuales naproxeno y esomeprazol. No se presentaron diferencias en los tipos de eventos adversos observados durante 12 meses de tratamiento en comparación con el tratamiento a un menor plazo. Los pacientes que estaban tomando VIMOVO®presentaron significativamente menos descontinuaciones prematuras debido a eventos adversos en comparación con los pacientes tratados con naproxeno con cubierta entérica (7.9% vs. 12.5%, respectivamente). La proporción de pacientes que descontinuó el tratamiento debido a cualquier evento adverso gastrointestinal superior (incluyendo úlceras duodenales) en pacientes tratados con VIMOVO®fue de 4.0% en comparación con 12.0% para pacientes tratados con naproxeno con cubierta entérica. Las reacciones adversas están clasificadas de acuerdo a la frecuencia y clase de órgano sistémico. Las categorías de frecuencia se definen de acuerdo a la siguiente convención: Muy frecuentes (≤1/10), frecuentes (≥1/100 a >1/10), poco frecuente (≥1/1,000 a < 1/100), raro (≥1/10,000 a < 1/1,000), muy raro ( < 1/10,000), no conocido (no puede estimarse por los datos disponibles). Naproxeno: Las siguientes reacciones adversas se han reportado en pacientes tratados con naproxeno durante estudios clínicos y a través de reportes de farmacovigilancia.

Esomeprazol: Las siguientes reacciones adversas al medicamento se han identificado o sospechado en el programa de estudios clínicos para el esomeprazol con cubierta entérica y/o a partir de la farmacovigilancia. No se encontró que ninguna estuviera relacionada con la dosis.

Interacciones medicamentosas y de otro género: Uso concomitante no recomendado:Agentes antirretrovirales:Se ha reportado que el omeprazol, racemato del esomeprazol, interactúa con algunos medicamentos antirretrovirales. No siempre se conocen la importancia clínica y los mecanismos subyacentes de tales interacciones. La elevación del pH gástrico durante el tratamiento con el omeprazol puede modificar la absorción del antirretroviral. Otro posible mecanismo de interacción es por conducto de la CYP2C19. Tras su coadministración con el omeprazol, se han observado disminuciones de las concentraciones séricas de algunos antirretrovirales como el atazanavir y el nelfinavir, por lo que no se recomienda dicha coadministración. Con otros antirretrovirales como el saquinavir, se han notificado aumentos de las concentraciones séricas. También se ha observado que las concentraciones séricas de algunos antirretrovirales no cambian después de su coadministración con el omeprazol. Dado que el omeprazol y el esomeprazol tienen efectos farmacodinámicos y propiedades farmacocinéticas similares, no se recomienda la coadministración del esomeprazol con antirretrovirales como el atazanavir y el nelfinavir. (Véase Precauciones generales). Clopidogrel:Los resultados de estudios en sujetos sanos han demostrado una interacción farmacocinética/farmacodinámica entre el clopidogrel (300 mg de dosis de carga/75 mg de dosis diaria de mantenimiento) y el esomeprazol (40 mg diarios vía oral) que tiene como resultado una exposición disminuida al metabolito activo del clopidogrel en un promedio del 40%, y resulta en una inhibición máxima disminuida de agregación plaquetaria (inducida por ADP) en un promedio del 14%. Sin embargo, resulta incierto en qué medida esta interacción podría ser clínicamente importante. Un estudio prospectivo y aleatorizado (pero incompleto) (en más de 3,760 pacientes que comparó el placebo con omeprazol de 20 mg en pacientes tratados con clopidogrel y ASA) y un análisis de datos post hoc no aleatorizados de grandes estudios prospectivos y aleatorizados sobre resultados clínicos (en más de 47,000 pacientes) no demostraron evidencia alguna de que hubiera un mayor riesgo de resultados cardiovasculares adversos cuando el clopidogrel y los inhibidores de la bomba de protones (IBP), incluyendo el esomeprazol, se administraron de forma concomitante. Los resultados de una serie de estudios observacionales son inconsistentes en cuanto a la existencia o no de un mayor riesgo de eventos tromboembólicos cardiovasculares al administrar clopidogrel junto con un IBP. Cuando el clopidogrel se administró junto con una combinación de dosis fija de esomeprazol 20 mg + ASA 81 mg en comparación con la administración de esomeprazol solo en un estudio en sujetos sanos, se observó una exposición casi 40% menor del metabolito activo del clopidogrel. Sin embargo, los niveles máximos de inhibición de agregación plaquetaria (inducida por ADP) en estos sujetos fueron iguales en el clopidogrel y en el clopidogrel + los grupos de productos combinados (esomeprazol + ASA), lo cual posiblemente se deba a la administración concomitante de baja dosis de ASA. No se han realizado estudios clínicos sobre la interacción entre clopidogrel y la combinación de dosis fija de naproxeno + esomeprazol (VIMOVO). Uso concomitante con precaución: Aspirina:VIMOVO®puede administrarse con un tratamiento de dosis baja de aspirina (≤325 mg/día). En estudios clínicos, los pacientes que estaban tomando VIMOVO®en combinación con una dosis baja de aspirina, no presentaron un aumento en la incidencia de úlceras gástricas en comparación con pacientes tratados solamente con VIMOVO®(Véase Farmacocinética y farmacodinamia). Sin embargo, el uso concomitante de aspirina y VIMOVO®puede aumentar el riesgo de eventos adversos serios (Véase Precauciones generales y Reacciones secundarias y adversas). Cuando naproxenoes administrado con dosis altas de aspirina, su unión a proteínas se reduce, aunque no se altera la eliminación de naproxeno libre. Se desconoce la importancia clínica de esta interacción. Diuréticos: Durante el programa de estudios clínicos y la farmacovigilancia, se ha encontrado que los AINEs pueden reducir el efecto natriurético de la furosemida y las tiazidas en algunos pacientes. Esta respuesta se ha atribuido a la inhibición de la síntesis de prostaglandinas renales. Durante el tratamiento concomitante con AINEs, el paciente debe ser observado de cerca para detectar signos de falla renal, al igual que para asegurar la eficacia diurética (Véase Precauciones generales). Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRSs): Estudios epidemiológicos, tanto de caso control como de diseño de cohorte, han demostrado una asociación entre el uso de medicamentos psicotrópicos que interfieren con la captación de serotonina y la incidencia elevada de sangrado gastrointestinal. En dos estudios, el uso concomitante de un AINE o aspirina, potenció el riesgo de sangrado. Aunque estos estudios se enfocaron en el sangrado gastrointestinal alto, existe razón para creer que el sangrado en otros sitios puede potenciarse de manera similar. Por lo tanto, se debe tener precaución cuando los AINEs, incluyendo inhibidores selectivos COX-2, son administrados simultáneamente con ISRSs (Véase Precauciones generales). Inhibidores de ECA/ Antagonistas de receptores de angiotensina II: Los reportes sugieren que los AINEs pueden disminuir el efecto antihipertensivo de los inhibidores de ECA y los antagonistas de receptores de angiotensina II. Los AINEs también pueden aumentar el riesgo de insuficiencia renal asociado con el uso de inhibidores de ECA o antagonistas de receptores de angiotensina II. La combinación de AINEs e inhibidores de ECA o antagonistas de receptores de angiotensina II debe administrarse con precaución en pacientes que tienen edad avanzada, reducción de volumen o con función renal deteriorada (Véase Precauciones generales). Litio: Los AINEs han producido un aumento en los niveles plasmáticos de litio y una reducción en la eliminación renal de litio. La concentración mínima promedio de litio aumentó un 15% y la eliminación renal disminuyó aproximadamente un 20%. Estos efectos han sido atribuidos a la inhibición de la síntesis de prostaglandinas renales por el AINE. Así pues, cuando los AINEs y el litio son administrados simultáneamente, los sujetos deben recibir una observación cuidadosa de signos de toxicidad por litio. Metotrexato: Al administrarse junto con inhibidores de la bomba de protones, se ha reportado que los niveles de metotrexato aumentan en algunos pacientes. En un modelo animal se ha reportado que los AINEs reducen la secreción tubular de metotrexato. Esto podría indicar que tanto el esomeprazol como el naproxeno podrían aumentar la toxicidad del metotrexato. Es probable que la relevancia clínica sea mayor en pacientes que reciben altas dosis de metotrexato y en pacientes con disfunción renal. Se debe ser precavido al administrar VIMOVO de forma concomitante con el metotrexato. En la administración de altas dosis de metotrexato se recomienda una suspensión temporal de VIMOVO. Sulfonilúreas, Hidantoínas: El naproxeno está altamente ligado a la albúmina en plasma; por lo tanto tiene un potencial teórico para interacción con otros medicamentos ligados a la albúmina, como las silfonilúreas e hidantoínas. Los pacientes que reciben simultáneamente naproxeno e hidantoína, sulfonamida o sulfonilúrea deben observarse para un ajuste en la dosis si es requerido. Anti-coagulantes: Los AINEs pueden incrementar los efectos anticoagulantes de agentes orales (ejem. Warfarina y dicumarol) y heparinas (Véase Precauciones generales). La administración de 40 mg de esomeprazol a pacientes tratados con warfarina, mostró que a pesar del leve aumento en la concentración plasmática del R-isómero menos potente de warfarina, los tiempos de coagulación permanecieron dentro de los límites aceptados; sin embargo, durante la farmacovigilancia se han registrado unos cuantos casos aislados de elevación del INR de importancia clínica con el tratamiento concomitante con warfarina. Se recomienda un monitoreo estrecho al principio y al final del tratamiento con warfarina u otros derivados cumarínicos. Bloqueadores de receptores Beta: El naproxeno y los AINEs pueden reducir el efecto antihipertensivo del propanolol y otros beta-bloqueadores. Tacrolimus: Se ha reportado que la administración concomitante de esomeprazol aumenta los niveles séricos del tacrolimus. Al igual que con todos los AINEs, se debe ser precavido al co-administrar el tacrolimus dado el riesgo aumentado de nefrotoxicidad. Ciclosporina: Al igual que con todos los AINEs, se debe tener precaución cuando se administre ciclosporina o tacrolimus ya que aumenta el riesgo de nefrotoxicidad. Probenecid: El probenecid administrado simultáneamente aumenta los niveles de anión de naproxeno en plasma y extiende significativamente su vida media plasmática. Medicamentos con absorción dependiente del pH gástrico: Durante el tratamiento con el esomeprazol y otros IBP, la disminución de la acidez intragástrica puede aumentar o disminuir la absorción de los medicamentos cuyo mecanismo de absorción depende de la acidez gástrica. Al igual que otros inhibidores de la secreción de ácidos o antiácidos, el esomeprazol puede disminuir la absorción del ketoconazol, itraconazol y erlotinib, y aumentar la absorción de digoxina. El tratamiento concomitante con omeprazol (20 mg. diariamente) y digoxina en sujetos sanos aumentó la biodisponibilidad de digoxina en un 10 % (hasta el 30 % en dos de diez sujetos). Otra información con relación a las interacciones medicamentosas: Los estudios que evalúan la administración concomitante de esomeprazol y naproxeno o rofecoxib (AINE selectivo de COX-2), no identificaron ninguna interacción clínicamente relevante. Al igual que con otros AINEs, la administración concomitante de colestiramina puede retrasar la absorción de naproxeno. El esomeprazol inhibe la CYP2C19, es decir la principal enzima implicada en su metabolismo. El esomeprazol también es metabolizado por CYP3A4. Se ha observado lo siguiente en relación con estas enzimas: La administración concomitante de 30 mg de esomeprazol disminuyó en un 45% la depuración del diazepam, un sustrato de la CYP2C19. Esta interacción no tiene probabilidad de presentar relevancia clínica. La administración concomitante de 40 mg de esomeprazol produjo un aumento del 13% de las concentraciones plasmáticas mínimas de fenitoína en pacientes epilépticos. La administración concomitante de esomeprazol y un inhibidor combinado de CYP2C19 y CYP3A4, como el voriconazol, puede resultar en más del doble de la exposición al esomeprazol. La administración concomitante de esomeprazol y de la claritromicina (500 mg dos veces al día), un inhibidor de la CYP3A4, resultó en la duplicación de la exposición (ABC) al esomeprazol. No se requiere ajuste de la dosis de esomeprazol en ninguno de estos casos. Las drogas conocidas para inducir CYP2C19 ó CYP3A4 o ambas (tales como rifampicina y St. John's wort) pueden conducir a disminuir los niveles de suero de esomeprazol incrementando el metabolismo de esomeprazol. El omeprazol, al igual que el esomeprazol actúa como inhibidores de la CYP2C19. El omeprazol, administrado en dosis de 40 mg a sujetos saludables en un estudio cruzado, aumentó la Cmáx y ABC para el cilostazol en un 18% y 26% respectivamente, y uno de sus metabolitos activos en un 29% y 69%, respectivamente.

Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: El naproxeno puede reducir la agregación plaquetaria y prolongar el tiempo de sangrado. Este efecto debe tenerse en cuenta cuando se determinen los tiempos de sangrado. La administración de naproxeno puede resultar en un aumento de los valores urinarios de esteroides 17-cetogénicos debido a la interacción entre el medicamento y/o sus metabolitos con el m-dinitrobenceno utilizado en este ensayo. Aunque los parámetros de 17-hidroxi-corticosteroides (Prueba de Porter-Silber) no parecen ser artificialmente alterados, se sugiere que el tratamiento con naproxeno sea temporalmente suspendido 72 horas antes de realizarse pruebas de función renal, si se va a utilizar la prueba de Porter-Silber. El naproxeno puede interferir con algunas pruebas urinarias de ácido 5-hidroxi- indolacético (5HIAA).

Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: No están disponibles datos preclínicos sobre la combinación de las sustancias activas. No existen interacciones conocidas entre el naproxeno y esomeprazol que pudieran indicar alguna farmacología adversa sinergista, fármaco/ toxicocinética, toxicidad, interacción físico/química o problemas de tolerabilidad como resultado de su combinación. Naproxeno: Los datos preclínicos revelan que no existen peligros especiales para los humanos con base en estudios convencionales de genotoxicidad, potencial carcinogénico, toxicidad embrio-fetal y fertilidad. Los principales hallazgos a dosis altas en estudios de toxicidad de dosis oral repetida en animales fueron irritación gastrointestinal y lesión renal, ambas atribuidas a inhibición de la síntesis de prostaglandinas. La administración oral de naproxeno a ratas gestantes en el tercer semestre de gestación, en estudios peri y post natales, produjo dificultad en el trabajo de parto. Este es un efecto conocido para esta clase de compuestos y también se ha demostrado en ratas gestantes que han recibido aspirina o indometacina. Esomeprazol: Estudios preclínicos extrapolados revelan ausencia de peligro particular para los humanos, con base en estudios convencionales de toxicidad, genotoxicidad y toxicidad en la reproducción con dosis repetidas. Estudios de carcinogenicidad en ratas con la mezcla racémica han mostrado hiperplasia de células ECL gástricas y carcinoides. Estos efectos gástricos en ratas son el resultado de la hipergastrinemia pronunciada, sostenida, secundaria a la producción reducida de ácido gástrico y se observan después de tratamiento a largo plazo con inhibidores de la secreción ácida gástrica en ratas.

Dosis y vía de administración: Adultos: La dosis es 1 tableta (500 mg/20 mg) dos veces al día. Método de administración:Las tabletas de VIMOVO®deben deglutirse enteras con agua, no partirse, masticarse o triturarse. Se recomienda que las tabletas de VIMOVO®sean tomadas por lo menos 30 minutos antes del consumo de alimentos (Véase Farmacocinética y farmacodinamia). Poblaciones especiales: Pacientes con deficiencia renal: En pacientes con deficiencia renal leve a moderada VIMOVO®debe utilizarse con precaución y la función renal debe monitorearse de cerca. Debe considerarse la posibilidad de una reducción en la dosis total diaria de naproxeno (Véase Precauciones generales e Interacciones medicamentosas y de otro género). VIMOVO®no es recomendado en pacientes con deficiencia renal severa (depuración de creatinina < 30 mL/minuto) debido a que se ha observado una acumulación de metabolitos de naproxeno en pacientes con falla renal severa y en aquellos con diálisis (Véase Precauciones generales). Pacientes con deficiencia hepática: En pacientes con deficiencia hepática leve a moderada VIMOVO®debe utilizarse con precaución y la función hepática debe monitorearse de cerca. Debe considerarse una reducción en la dosis diaria total de naproxeno (Véase Farmacocinética y farmacodinamia). VIMOVO®está contraindicado en pacientes con deficiencia hepática severa (Véase Contraindicaciones y Farmacocinética y farmacodinamia). Pacientes de edad avanzada (>65 años): Los pacientes de edad avanzada se encuentran en mayor riesgo de consecuencias serias de reacciones adversas (Véase Precauciones generales y Farmacocinética y farmacodinamia). Niños (18 años): VIMOVO®no es recomendado para uso en niños, debido a la falta de datos sobre seguridad y eficacia.

Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: No existen datos clínicos acerca de sobredosis con VIMOVO®. Sería de esperar que cualquier efecto de una sobredosis de VIMOVO®reflejara principalmente los efectos de una sobredosis con naproxeno. Síntomas: Relacionados con sobredosis de naproxeno: La sobredosis significativa de naproxeno puede caracterizarse por letargia, mareo, somnolencia, dolor epigástrico, malestar abdominal, acidez estomacal, indigestión, náuseas, alteraciones transitorias en la función hepática, hipoprotrombinemia, disfunción renal, acidosis metabólica, apnea, desorientación o vómito. Puede ocurrir sangrado gastrointestinal. Puede presentarse hipertensión, falla renal aguda, depresión respiratoria y coma, pero son raros. Se han reportado reacciones anafilactoides con la ingesta terapéutica de AINEs, y pueden ocurrir luego de una sobredosis. Unos pocos pacientes han experimentado convulsiones, pero no es claro si se relacionaron o no con el medicamento. Se desconoce cuál dosis del medicamento pondría en peligro la vida. Relacionados con sobredosis de esomeprazol: Los síntomas descritos en conexión con sobredosis deliberada de esomeprazol (experiencia limitada de dosis que sobrepasen los 240 mg/día) son transitorios. Dosis únicas de 80 mg de esomeprazol estuvieron exentas de incidentes. Manejo de la sobredosis: Relacionada con naproxeno: Los pacientes deben ser manejados con tratamiento sintomático y de apoyo luego de una sobredosis de AINE, particularmente con respecto a los efectos gastrointestinales y daño renal. No existen antídotos específicos. La hemodiálisis no reduce la concentración plasmática de naproxeno debido a su alto grado de enlace a proteínas. La emesis y/o carbón activado (60 a 100 g en adultos, 1 a 2 g/kg en niños) y/o catarsis osmótica pueden estar indicados en pacientes atendidos dentro de las primeras 4 horas de ingesta con síntomas, o luego de una gran sobredosis. La diuresis forzada, alcalinización de la orina o hemoperfusión pueden no ser útiles debido a la alta unión a proteínas. Relacionados con esomeprazol: No se conoce un antídoto específico. El esomeprazol se une extensamente a proteínas plasmáticas y, por consiguiente, no es fácilmente dializable. Como en cualquier caso de sobredosis, el tratamiento debe ser sintomático y se deben utilizar medidas generales de apoyo.

Presentación(es): Caja con 10 tabletas de 500mg/20mg de VIMOVO®. Caja con 30 tabletas de 500mg/20mg de VIMOVO®.

Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C.

Leyendas de protección: Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. Literatura exclusiva para médicos. No se use en el embarazo ni en la lactancia a menos que el beneficio potencial para la paciente sea mayor que el riesgo potencial para el feto o lactante.

Nombre y domicilio del laboratorio: AstraZeneca, S.A. de C.V. Super Av. Lomas Verdes No. 67, Fracc. Lomas Verdes, C.P. 53120, Naucalpan de Juárez, México.

Número de registro del medicamento: 093M2012 SSA IV

Clave de IPPA: 123300415D0391/ RM 2013

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

Otros medicamentos de ASTRAZENECA

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play